jueves, 19 de noviembre de 2009

zozobra







Frágil fortaleza,
sutil cercanía amada,
y esa familiar presencia
que se vuelve distancia.

Extraño sortilegio
Que me eleva en éxtasis
y me abandona sin más
en pertinaz desconsuelo.

Amanecer en sombras,
Noche con astros de luz,
Inquietante paz,
Confusa quietud.

Y en busca de una esencia de acero,
que se quiebra con el viento,
aqui está mi alma de papel,
que muere y resucita una y otra vez.

Y de pronto una mirada surge,
pura y clara de la nada,
y allí estoy yo de nuevo
perdida y aliviada...

2 comentarios:

Estrella del mar dijo...

bello fue leer tus versos.
abrazos

claudia dijo...

gracias ! :)