viernes, 4 de diciembre de 2009

colinas


"Gastemos nuestro poco de albedrío".
Joan Manuel Serrat





Por que será que el intrincado camino,
resulta ser el que sugiere y encandila,
tal vez, es la intención no llegar?
o es la dificultad, la que empecina?

Pero la obstinada decisión ,
que mide metas y no es objetiva,
entroniza lo humano como prestidigitador,
para investirlo con inmaculado atavío.

Que ciega la mirada a lo que ver no quiere,
y contempla extasiada,lo que imagina,
enalteciendo los dones concedidos,
en un halo mágico ,casi divino.

Y es que en las veredas del corazón,
hay tantas encrucijadas y ondulaciones,
que es imposible dar una lógica,
a sus obcecadas imposiciones.

Pero hay una ley de rigurosa certeza,
si el alma das por entero,
en algún recodo de la senda,
un río de lágrimas te espera.Y eso, es bueno.

2 comentarios:

Geraldine dijo...

muy bello tu blog...genio serrat!....saludos!

claudia dijo...

muchas gracias!
Sí, un genio y un sabio! :)